Thursday, November 09, 2006

nunca muerto


no sé que me mantiene al ras del dolor, no sé que me alienta a sambullirme en tu entraña de fuego, a presipitarme sin control sobre tu vientre tierra. ta vez la locura sensata de saber que tienes amor para mí, que me guías y me formas a tu imagen y semejanza cada vez, que me amantas y me seduces con ternura, sé que en ti estoy a salvo vida.

mi corazón está deshecho, sigue incendiandose, se evapora, es cenizas. tengo la gracia de morir sincero, de pie con mi amor estropajo que se sigue entregando sin temor alguno.

sirvance los que quieran plenitud.

9 comments:

Consciencia said...

Que bello saberte amado y que te aman. Un saludo.

shung said...

amar... amar... amar... nada más profundo,,,

liz_ said...

siempre me llegan tus palabras..

muy bella tu entrega,

besos de sal

g0lem said...

tienes mucho amor para dar, david

gracias por estar ahi

y ya sabes, si se van a reunir

llamen caracho!!!!!

=)

8dedos said...

Aveces el amor resulta ser repugnante, trágico, tirante y afligido. Pero es una mierda que se convierte en un encierro de conciencias entre una femina y un hombre. Simplemente es venatez.

Saludos.

Ciao.

Rain said...

David, remueves, acongojado...


Por favor, ¿qué sabes de Miss Jones?

hoy, no la encontré, su blog no está y se ve un aviso en inglés de una web.
mail: puertoasterix@gmail.com


Escríbeme, por favor.

Un cálido salute.

Anonymous said...

hay veces en que pienso que tanto mal se puede hacer para causar tanto dolor, tanto RENCOR, aun lo pienso y x mas que soy la mujer mas feliz del mundo se q me falta algo!

Anonymous said...

Gracias por hacerme recordar el mensaje escrito en alguna época sobre mi persona.
Ya las cosas están mejor hermano.
Vivo feliz con mi familia y la pasión que me demanda. LA FOTOGRAFIA.

Saludos desde México
8DEDOS

hhgtuiklutytf said...

a片手機看到飽
a片免費看看到飽
做愛a片直播網
a片下載網路電視
日本a片直播線上看
av女優手機看到飽
色情手機看到飽
18成人網站手機看到飽
視訊聊天室手機看到飽
情趣用品手機看到飽
a漫h漫手機看到飽
色情性愛光碟手機看到飽
sex手機看到飽
做愛手機看到飽
成人影城手機看到飽
情色貼圖手機看到飽
情色手機看到飽
色情網站手機看到飽
.
.
.
.
.
.
.
.
.